No puedo enchinar mis pestañas

La semana pasada me encontraba pensando en lo que Fernanda, una cliente regular de Perfect Lashes,

me comentó con gran preocupación. Y es que, como a muchas nos ha pasado, ella sufre continuamente al momento de lograr el enchinado perfecto en sus pestañas: ese toque que brinda juventud, expresividad y viveza en la mirada cualquier mujer, ¿me explico?

En Perfect Lashes nos gusta siempre brindarles un excelente servicio a nuestras clientas, acompañado de algunos consejos que las ayuden a sentirse cómodas y seguras con sus pestañas. Por lo anterior, no dudé en aconsejar a Fernanda, darle algunos tips que le permitan enchinar sus pestañas de manera óptima, y que realcen esa bella mirada que posee. 

Para las chicas que llevan extensiones de pestañas:

  • ¡Peina tus extensiones de pestañas!

Este es el truco por excelencia para que nuestras extensiones de pestañas se mantengan levantadas. Peinarlas es un complemento perfecto a nuestra rutina de cuidados y debemos hacerlo con regularidad, si no queremos que pierdan su forma con rapidez.

Lo importante es cepillarlas desde la base con movimientos suaves. Esto las mantendrá impecables.

  • No las agobies limpiándolas con aceites.

Lo ideal es limpiar tus pestañas postizas con productos a base de agua y no de aceite. Además, aprovecha el baño para limpiarlas: deja que caiga agua sobre ellas, pero no demasiado caliente. Eso evitará que se estropeen y que pierdan su forma «china» ¡Imagina todo el daño que te ahorraras si sigues estos consejos!

Además…

  • ¡Lúcelas al natural!

Disfruta de tus extensiones y recuerda que llevarlas al natural es lo mejor para alargar su vida y evitar su desprendimiento prematuro. En Perfect Lashes te garantizamos que nuestro trabajo te dejará satisfecha, pero no debes olvidar que el maquillaje puede estropear la forma de tus extensiones.

Recuerda: ¡Se ven preciosas al natural!

Aquellas mujeres que llevan las pestañas sin extensiones, deben recordar:

  • Es necesario mantener nuestras pestañas fuertes y limpias.

No es novedad que, a veces, prestamos poca atención al cuidado y limpieza de nuestras pestañas. Compramos cremas para las ojeras, las pequeñas arruguitas que queremos disimular y un sinfín de tratamientos capilares que, a veces, terminan olvidados en la ducha. Pero, ¿realmente cuántas veces hacemos por consentir a nuestras pestañas?

Sin duda, es necesario que dediquemos unos minutos de nuestra rutina de belleza a ellas. Y como muchas de nuestras clientas se inclinan por lo natural, yo le recomendé que limpie cuidadosamente sus ojos con aceite de almendras. Este no solo arrasará con el maquillaje en un, dos por tres, además, funcionará como un excelente hidratante para sus pestañas y motivará su crecimiento a la par que las fortalece. Eso sí, le dije que lo mejor es conseguir aceite de almendras 100% natural.

  • Es importante cómo las «levantes»

Muchas de mis clientas me comentan que, pese a haber comprado un rímel costoso, sus pestañas siguen siendo de «aguacero». Cuando me externan esta problemática, yo siempre les pregunto con qué están intentando realizar el enchinado. Resulta que muchas confían tanto en su rímel, que le dicen bye al rizador.

Este es uno de los errores que más dolores de cabeza te van a dar, por lo que yo te recomiendo que no te saltes este paso y le des una oportunidad a ese rizador que tienes arrumbado en algún cajón.

Claro que todas tenemos opciones diferentes. Desde la tradicional cuchara, hasta los rizadores térmicos, yo te sugiero que no te cases con ninguno y te permitas explorar las ventajas e inconvenientes de cada uno.

Personalmente, yo soy fan de los rizadores clásicos, pero nunca está de más agregar un toque de calor para mantenerlas levantadas por más tiempo.

  • El rímel sí importa

Aplicar el rímel en tus pestañas a manera de zig.zag es uno de los métodos infalibles para aportar volumen y firmeza a tu maquillaje. Sin embargo, debes tener en cuenta que el rímel debe ser el correcto o causarás el efecto contrario al deseado. 

Recuerda:

  • Un aplicador grueso hará que tus pestañas queden con mucho volumen. Evítalo si tienes las pestañas demasiado cortas o delgadas.
    • Los aplicadores con cerdas suaves funcionan bien para las pestañas cortas.
    • No satures de rímel tus pestañas o estas terminarán por pegarse. Aunque es posible separarlas con un peine, lo ideal es dejarlas perfectas desde un inicio.
    • Opta por usar un rímel a prueba de agua si tiendes a sudar con frecuencia o practicas deportes acuáticos.

Estos son mis consejos para Fernanda y todas aquellas que se han topado con las incómodas pestañas de «aguacero» que todas odiamos, pero a veces no hemos sabido bien cómo lidiar con ellas. 

Ella ya los siguió, y está muy feliz, pues no se esperaba ver resultados con tanta rapidez. Sin embargo, yo siempre le comento lo importante que es mimarnos y las repercusiones que significa esto en nuestra belleza física.

Si tú también sufres al enchinar tus pestañas, sigue estos tips, y no olvides que en Perfect Lashes no encanta consentir tu mirada.

    Not Tags